Iglesias, conventos y templos del casco antiguo de Cuenca

Iglesias, conventos y templos del casco antiguo de Cuenca

Iglesias, conventos y templos del casco antiguo de Cuenca

Supongo que los turistas que vienen a hacer Turismo en Cuenca, vienen para ver las maravillas más representativas, como las Casas Colgadas, el Puente de San Pablo, la Catedral de Cuenca, la Plaza Mayor, la Torre de Mangana, la zona del Castillo…

Estos lugares emblemáticos ya los conociste en la entrada que publicamos en nuestro blog “Las 5 maravillas del Casco Antiguo de Cuenca”.

Pero hoy queremos darte más razones para visitar Cuenca

IGLESIAS DEL CASCO ANTIGUO DE CUENCA

El fervor religioso de Cuenca surgido desde la conquista, le llevo a tener hasta un total de nueve conventos de religiosos, seis de religiosas, ocho hospitales, veintitrés ermitas y catorce parroquias, los correspondientes Cabildos Sacramentales y varias cofradías.

Porque, seas religios@ o no, son parte del enorme patrimonio histórico, arquitectónico y cultural de la muy noble, muy leal e impertérrita ciudad de Cuenca, hoy queremos hacer contigo un recorrido por algunos de los lugares de culto más representativos del casco antiguo de la capital conquense.

La Iglesia del Salvador

Situado en la Plaza del Salvador, este templo fue construido en el siglo XVII, cuando la ciudad vio aumentar su población y se expandió por esta parte. Es la iglesia más moderna del casco antiguo de Cuenca.

Iglesia del Salvador Cuenca

Puerta de la Iglesia del Salvador

En el año 1773, el obispo Sebastián Flores, la destinó como único templo de la ciudad con derecho de asilo para los perseguidos.

En 1903 se remodeló, levantándose la singular torre neogótica de piedra y ladrillo que la caracteriza.

Iglesia del Salvador

Torre de la Iglesia del Salvador

En la actualidad, y desde hace cuatrocientos años nada más y nada menos, es donde hace salida y entrada la famosa Procesión Camino del Calvario del Viernes Santo.

Una gran masa de turbos acompaña a la Procesión durante todo el recorrido, representando la burla que sufrió Jesús camino de la cruz. Para ello utilizan tambores y clarines (una especie de trompeta estridente).

La puerta de la iglesia, elaborada por el artista conquense Miguel Zapata, da testimonio de este episodio de Pasión.

La Iglesia de San Andrés

En la Plaza de San Andrés, y junto a la estrecha calle del Peso se encuentra la Iglesia de San Andrés.

San Andres Cuenca

En la Plaza de San Andrés

En el año 1510 se instaló en su torre el reloj de la ciudad, permaneciendo durante un corto periodo de tiempo.

Dispone de portada con dos columnas dóricas. En su interior había una Cruz Mayor labrada por Francisco Becerril.

Iglesia de San Andrés

Iglesia de San Andrés

En 1936 sufrió graves daños, y los retablos, tallas y órganos fueron destruidos.

En la actualidad no existe como parroquia, ni como iglesia, pues la utiliza la Junta de Cofradías para guardar los pasos procesionales.

La Iglesia de San Felipe Neri

Seguimos nuestro ascenso y nos paramos en otra de las iglesias que tienes que ver en Cuenca.

La Iglesia de San Felipe Neri se construyó en el año 1739 con la dirección del arquitecto José Martín de Aldehuela, y fue restaurada por última vez en el año 1989.

Está situada en la parte central de la subida a la parte antigua, en la intersección de las calles Andrés de Cabrera y Alfonso VIII.

En realidad es un Oratorio, pero se ha impuesto el término “iglesia”, así que así es como se le conoce hoy en día.

Iglesia de San Felipe Cuenca

Entrada Iglesia de San Felipe Neri

Su exterior no resulta muy vistoso, pero destaca su gran altura y su magnífica decoración interior de estilo rococó, presente en las capillas laterales y en las cornisas y capiteles.

Se trata de una iglesia de una sola nave, con planta de cruz latina y bóvedas de cañón.

Uno de los aspectos que más la caracteriza, es el color azul de las torres que se levantan por encima de sus tejados.

Iglesias de Cuenca. San Felipe Neri

Iglesia de San Felipe Neri

La iglesia de San Felipe Neri está adosada al Convento de los Oblatos, ya que la iglesia fue encomendada a estos frailes tras la guerra civil hasta que se fueron de Cuenca.

Convento de la Merced

Sorprende cómo un espacio tan pequeño puede albergar tanta historia y belleza.

En la Plaza de la Merced se encuentra el Seminario Conciliar de San Julián y el Convento de la Merced. También es aquí donde se encuentra el Museo de las Ciencias de Castilla-La Mancha.

El Convento de la Merced de Cuenca

Convento de la Merced

A principios del Siglo XVI llegaron a Cuenca los Mercedarios Calzados y se establecieron extramuros de la ciudad, en lo que fue colegio de los Salesianos. El convento se surtía de agua de una fuente que manaba en la falda de la colina, y era conocida como la Fuensanta.

La fachada este está fabricada con piedra distinta a la de la portada de la iglesia. Sobre la puerta se puede ver el escudo de los marqueses de Cañete. Más arriba encontramos el escudo de los Mercedarios. En la parte superior del monasterio podemos contemplar una de las pocas rejas de círculos secantes existentes en las calles conquenses.

El escritor Tirso de Molina, monje de la orden, estuvo desterrado tres años en este convento.

En la actualidad el convento está ocupado por las religiosas esclavas del Santísimo Sacramento. El 7 de noviembre de 2003 fue declarado Bien de Interés Cultural con categoría de Monumento por la Consejería de Cultura de Castilla-La Mancha.

La Catedral de Cuenca

Seguimos con nuestro recorrido por las grandes joyas arquitectónicas de Cuenca, para pararnos en el gran coloso de los templos conquenses.

La Catedral de Santa María la Mayor (o de Nuestra Señora de Gracia) es uno de los espacios más visitados y fotografiados por los turistas que deciden viajar a Cuenca para pasar unos días.

catedral de Cuenca o Catedral de Santa María la Mayor

Catedral de Cuenca

Tras la conquista de la ciudad, el rey Alfonso VIII hizo donaciones para su construcción, colocando la primera piedra del templo. Fernando III, Alfonso X, Sancho IV y Fernando IV, continuaron las obras.

Su primera fachada era del siglo XVI, la cual fue sustituida por otra que fue preciso derruir a comienzos del siglo XX. El 13 de abril de 1902, la torre de las campanas, conocida como la Torre del Giraldo, se vino abajo, llevándose la vida de varias personas.

Las Reales Academias de la Historia y Bellas Artes de San Fernando, concluyeron en sus informes que, la Catedral de Cuenca es una de las más notables de nuestra patria y debía ser declarada monumento nacional, lo que así se hizo el 23 de agosto de 1902.

Fachada antigua catedral de cuenca

Fachada Antigua de la Catedral de Cuenca

La actual fachada es de estilo neogótico y fue trazada por el arquitecto Vicente Lampérez y Romea, ilustre arquitecto de reconocido renombre.

Si ya es hermosa por fuera, su interior está plagado de belleza e historia. Te sorprenderán los altares, las múltiples capillas, el coro, los sepúlcros, los arcos, el triforio, el hermoso claustro…

De julio a diciembre del 2016, la Catedral de Cuenca se convierte en un gran escenario del arte contemporáneo acogiendo la exposición La Poética de la Libertad.

Este fue el espectacular vídeomapping que se proyectó en la fachada de la Catedral con motivo del cuarto centenario de la muerte del escritor Miguel de Cervantes, y que atrajo a centenares de conquenses y turistas.

La Iglesia de San Miguel

El Barrio de San Miguel es uno de los más bonitos de Cuenca, y es aquí donde se encuentra la Iglesia de San Miguel.

Qué placer es caminar una tarde de primavera por este tranquilo y singular barrio… Por un lado tenemos los grandes rascacielos de Cuenca y por otro lado las maravillosas vistas que nos ofrece este romántico rincón.

El Barrio de San Miguel

Rascacielos de Cuenca

La Iglesia de San Miguel se construyó en el siglo XIII sobre la ladera izquierda de la ribera del Júcar, junto a la muralla.

Compuesta de una nave de mampostería, ábside semicircular y torre a los pies. En el siglo XV se le debió añadir otra nave en el lado norte, cerrada con un artesonado mudéjar.

La portada tiene arco de medio punto, con una hornacina central entre dobles pilastras jónicas.

La Iglesia de San Miguel de Cuenca

Iglesia de San Miguel

En la Guerra civil fue gravemente dañada, cediéndola en  1959 el obispo Inocencio Rodríguez al Ayuntamiento.

En la actualidad hace las veces de sala de conciertos y actos culturales.

La Ermita de las Angustias

Desde la calle Pilares, junto a la Plaza Mayor y por un maravilloso paseo (Bajada de las Angustias) se desciende a la Ermita de Nuestra Señora de las Angustias, patrona de la diócesis y de gran devoción popular.

Ocupa un hermosísimo paraje, entrando por un llamativo arco natural excavado en la roca.

La Ermita de las Angustias

Atrio de la Ermita de las Angustias

A la ermita le precede un amplio y endosado atrio, custodiado por una tupida arboleda.

También hay una pequeña fuente de la cual brota un agua fresca y pura.

La Ermita de Nuestra Señora de las Angustias es un templo de pequeño tamaño, construido en el siglo XVIII sobre otro anterior, seguramente aún más pequeño.

Ermita de Nuestra Señora de las Angustias

Ermita de las Angustias

La devoción a este imagen se vincula con la presencia en Cuenca de una comunidad de franciscanos descalzos, que tuvo su convento en un espacio próximo.

Tiene planta de cruz latina que se cubre con bóveda de medio cañón y cúpula.

La Leyenda de la Cruz de los Descalzos

Como dato curioso, cabe destacar la leyenda de la Cruz de los Descalzos. Esta cruz se encuentra a pocos metros de la Ermita de las Angustias y en ella se puede ver gravada la mano de Don Diego, un joven conquistador de vida disipada, el cual se enamoró perdidamente de una joven muchacha llamada Diana, que lo deslumbró con sus encantos.

La Cruz del diablo en las angustias

La Cruz del Diablo

En la noche de Todos los Santos, mientras las campanas tocaban a difuntos, se desató una fuerte tormenta, a pesar de lo cual la pareja de amantes decide pasear por el atrio de las Angustias. Empapados y helados, decidieron refugiarse en el convento, cuando un relámpago dejó ver uno de los pies de Diana, que era una pezuña de cabra. Don Diego comprendió entonces que estaba coqueteando con el mismo diablo. Aterrorizado y en busca de amparo, abrazó la cruz donde quedó grabada su mano, mientras Diana desaparecía en medio de la tormenta. Arrepentido, don Diego decidió acudir al convento para quedarse y hacer penitencia.

La Iglesia de San Nicolás

La Iglesia de San Nicolás está en la Plaza de San Nicolás. Se encuentra entre las calles Pilares y San Pedro, accediendo a esta última a través de un pequeño pasadizo, sobre el cual vivió el escultor Esteban Jamete, autor del arco que lleva su nombre en el interior de la Catedral de Cuenca.

La Plaza de San Nicolás en Cuenca

Plaza de San Nicolás (“La Aguadora”)

En el centro de la Plaza de San Nicolás hay una delicada escultura llamada “La Aguadora” y una serie de viviendas de estilo tradicional que conforman uno de los espacios más exquisitos y encantadores del casco antiguo de Cuenca.

La Iglesia de San Nicolás

Iglesia de San Nicolás

La Iglesia se creó bajo la advocación de San Nicolás de Bari, sirviendo como iglesia a las monjas Angélicas.

Es de planta rectangular y una sola nave, a la que se accede por una sencilla portada de arco de medio punto.

La Iglesia de San Pedro

La Iglesia de San Pedro está situada en la peculiar Plaza del Trabuco, en la parte más alta del casco antiguo de Cuenca.

Debió construirse con tres naves y torre a los pies poco después de que la ciudad fuera conquistada por Alfonso VIII.

Iglesia de San Pedro en la plaza del trabuco

Iglesia de San Pedro

A mediados del siglo XV los partidarios del obispo don Lope de Barrientos se refugiaron en la iglesia durante las luchas con don Diego Hurtado de Mendoza.

En 1604 se termina la capilla que guara el paso procesional de San Pedro y se cubre con un magnífico artesonado mudéjar.

Bajo las baldosas de la puerta está enterrada Isabel Herraiz, conocida como “la beata de Villar del Águila”. En 1802 hubo un proceso contra ella por iluminismo. Creyó que Cristo se había encarnado en ella y que todo lo que tocaba se convertía en carne de Cristo.

La Iglesia de San Pedro está declarada Bien de Interés Cultural con la categoría de Monumento por Decreto de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha en junio de 2001.

El Convento de San Pablo

Me atrevo a decir que la ubicación del Convento de San Pablo es la más especial de todos los lugares de culto de Cuenca. Se encuentra casi “colgando” de la Hoz del Huécar, al otro lado de las Casas Colgadas comunicándose con estas a través del Puente de San Pablo, y ofreciendo un regalo a los ojos de todo aquel que lo visita.

Convento de San Pablo en Cuenca

Convento de San Pablo

Los Dominicos se establecieron en el Convento de San Pablo, construido para ellos por el pudiente canónigo Juan del Pozo, el cual fue enterrado en en centro del crucero del templo, en cuya lápida se talló lo siguiente: “Aquí está el cuerpo del insigne canónigo Juan del Pozo, primer fundador desta casa y monasterio, pide y ruega por reverencia de Nuestro Señor Dios le supliquen haya misericordia de su alma, murió año de mil y quinientos y treinta y nueve a cinco de noviembre”.

La Portada de dos puertas gemelas de arcos rebajados, fue sustituida en el siglo XVIII por la actual, barroca, con arco de medio punto, con pilastras cejadas jónicas y una cornisa volada.

Desde el Convento de San Pablo

Vistas desde el Convento de San Pablo

Al ordenarse la desamortización de Mendizábal, los dominicos se vieron obligados a abandonar el convento, el cual sirvió como hospital durante le epidemia de cólera de 1885. Después, el obispo Payá instaló un colegio para niños pobres. Después fue un seminario y más tarde se destinó a guardería.

Actualmente es el Espacio Torner, lugar de exposición de diversas obras de arte del artista Gustavo Torner.

VÍDEO | Iglesias del casco antiguo de Cuenca

Share on Facebook393Tweet about this on TwitterShare on Google+2Pin on Pinterest0
¡Compártelo con tu gente! 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies