La Torre de Mangana, el reloj que marca el tiempo en Cuenca

La Torre de Mangana, el reloj que marca el tiempo en Cuenca

La Torre de Mangana, el reloj que marca el tiempo en Cuenca

Si estás leyendo estas líneas es porque quieres conocer a fondo la Torre de Mangana, uno de los colosos de la ciudad de Cuenca y uno de sus mayores símbolos.

El que haya visitado Cuenca, sabrá que da para mucho, a pesar de lo pequeña que podría parecer…

Cuenca está cargada de historia, leyendas, calles antiguas y estrechas, rincones con mucho encanto, y sobre todo de monumentos.

¿Dónde está la Torre de Mangana?

Lo primero es lo primero…¿Dónde está la Torre de Mangana?

Como hemos comentado anteriormente, está en el inigualable casco antiguo de Cuenca, cerca de la Catedral y la Plaza Mayor.

Pero concretamente en la plaza del mismo nombre: La Plaza de Mangana, sita entre la calle Santa María y la calle Alcázar.

Cuando subas por la calle Alfonso VIII, esa calle única custodiada por casas de colores, alza la vista y podrás ver cómo se asoma tímidamente la Torre de Mangana.

La Plaza de Mangana cuenca

La Plaza de Mangana

¡Ah! también se encuentra cerca de la Plaza de la Merced, lugar donde descansan el Seminario Conciliar de San Julián y el convento de la Merced.

También en esta pequeña placetuela se encuentra el Museo de las Ciencias de Castilla La Mancha, situado sobre lo que fue el Asilo de los Ancianos Desamparados, hasta que éstos se trasladaron a una nueva construcción fuera de la ciudad.

Plaza de la Merced

Desde la Plaza de la Merced

Ahora que ya tenemos claro dónde está, os vamos a hablar un poquito más sobre ella.

Historia de la Torre de Mangana

Lo primero que hay que tener en cuenta es que en la Plaza de Mangana se encontraba el Alcázar musulmán, que era la residencia del gobernador musulmán, y en sus inmediaciones estuvo también la judería.

Se intuye del gran espacio existente que esta residencia palaciega era bastante lujosa, y no se puede desechar la idea de que hubiera grandes jardines sobre el Río Júcar, en la ladera de los pies de la Torre.

La Torre Mangana

La Torre de Mangana

En las inmediaciones pueden verse algunos vestigios de los muros que constituían el Alcázar, en concreto por la ladera del Júcar, bajo el Museo de las Ciencias y tras las viviendas de la calle Mosén Diego de Valera.

La Torre de Mangana pudo ser una de las torres del Alcázar árabe y algunos dicen que en sus inmediaciones pudo ser instalada una catapulta que defendía los accesos a la ciudad.

Esto refuerza la teoría de que la palabra “mangana” procede del griego manganon, máquina de guerra.

Fue levantada a mediados del siglo XVI con una altura muy inferior a la actual.

Las quejas de los vecinos colindantes, debido el ruido del reloj y sus campanas, hizo que se aumentara su altura.

Reloj Mangana

Reloj de la Torre de Mangana

No hay que olvidar que en ella se instalaron campanas para que sirvieran de aviso a la población en el caso de emergencia.

La Torre de Mangana no siempre ha sido como la de las fotos que ocupan los espacios entre estas líneas.

Ha llegado a tener hasta tres imágenes distintas a lo largo de su historia.

En 1920 el arquitecto Fernando Alcántara la reformó dándole un aspecto neomudéjar, pintada de color amarillo y rosáceo.

En 1972 volvió a ser modificada por el arquitecto Víctor Caballero Ungría, que le dio un estilo arábigo.

Restos arqueológicos en mangana

Acondicionamiento de restos arqueológicos

La Torre de Mangana tiene el honor de haber sido declarada Bien de Interés Cultural, con la categoría de monumento, por Decreto de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha de 27 de noviembre de 2001… ¡Ahí queda eso! 🙂

Y no es para menos… comparte espacio con el monumento a la Constitución, obra de Gustavo Torner, el cual fue inaugurado en el año 1986.

En el año 1999 se empezaron a llevar a cabo unas obras con el objeto de musealizar este espacio, utilizando los restos arqueológicos que se han ido descubriendo bajo el suelo de la Torre con el paso de los años.

Monumento a la constitución

Monumento a la Constitución

No hace demasiado tiempo que se terminó de acondicionar la Plaza de Mangana.

En la actualidad es un agradable espacio, ideal para pasar el rato y disfrutar de la historia y de la sombra que arroja uno de los símbolos de Cuenca.

No podemos olvidarnos de mencionar las impresionantes vistas a la Hoz del Río Júcar que ofrece este lugar privilegiado, que hacen que aumente el disfrute de turistas y visitantes, y que hacen que se enamoren todavía más si cabe de esta ciudad Patrimonio de la Humanidad.

Vistas desde Mangana

Vistas a la Hoz del Río Júcar

Vídeo de la Plaza y la Torre de Mangana

Share on Facebook255Tweet about this on TwitterShare on Google+2Pin on Pinterest0
¡Compártelo con tu gente! 🙂

2 thoughts on “La Torre de Mangana, el reloj que marca el tiempo en Cuenca

  1. Félix de Heras.

    Parece difícil que sea “árabe” y del siglo XXI. O es mudéjar, o es anterior. En cualquier caso una emblemática maravilla.

    1. Fernando Post author

      ¡Cierto Félix! No es del siglo XXI, eso seguro. Y todo parece indicar a que es de origen mudéjar. Un abrazo 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies