Ruta desde Uña hasta Coronillas

Ruta desde Uña hasta Coronillas

Ruta desde Uña hasta Coronillas

Este fin de semana no ha sido el mejor para practicar senderismo en Cuenca, debido a las nubes que nos han estado amenazando estos últimos días,  pero eso no nos ha parado los pies y decidimos realizar otra de las maravillosas rutas que nos ofrece el entorno de Uña.

En esta ocasión nos disponemos a hacer una bonita ruta circular que tendrá el inicio y el fin en el mismo pueblo de Uña hasta Coronillas, subiendo por la inimitable ruta de La Raya, pasando por el imponente Cerro de San Roque, haciendo el retorno por El Escalerón.

Llenamos nuestra cantimplora en la generosa Fuente del Royo Cerezo, que está a un lado de la carretera, poco antes de llegar a Uña. Nos sorprendemos al ver que el agua rebosa por todos los lados del pilón donde desemboca el chorro, ¡incluso brota de debajo del suelo! Sin perder tiempo nos metemos de nuevo en el coche y llegamos al pueblo.  A la entrada del mismo aparcamos y…

nos preparamos para empezar…

Comenzamos desde las faldas de la Laguna de Uña, y nos dirigimos hacia la subida que lleva a La Raya, pasando por el antiguo cuartel de Uña. desde aquí ya podemos divisar uno de nuestros objetivos más espectaculares: El Cerro de San Roque, el cual nos regalará después unas vistas únicas…

casa rural en cuenca

El Cerro de San Roque

Empezamos a subir hacia La Raya. La senda está algo embarrada, aunque libre de nieve, y según vamos cogiendo altura las vistas son cada vez más bonitas

casa rural en cuenca

Desvío hacia La Raya de Uña

Nuestra referencia durante la subida y gran parte del recorrido, serán las marcas amarillas y blancas del PR37. No tardamos mucho en llegar a La Raya, una espectacular senda enclavada en la roca. Aquí arriba hacemos una pequeña parada para contemplar las vistas desde lo alto.

casa rural en cuenca

Por la Raya de Uña

Todavía no hemos terminado de subir, así que seguimos las marcas de PR37, dejando La Raya y adentrándonos en la roca a través del pasadizo que atraviesa la muela por donde nos movemos.

Al salir del pasadizo, el camino es ancho y cómodo y nos lleva directamente al Cerro de San Roque. Las vistas desde aquí son espectaculares y, al igual que desde el Mirador de Uña, podemos ver varios puntos representativos de Uña y la Serranía de Cuenca.

casa rural en cuenca

Desde el Cerro de San Roque

A nuestras espaldas prosigue nuestro camino… se abren dos sendas: a la izquierda la Senda del Buitrino (cuyo recorrido ya veremos en otra ocasión), y a la derecha otra senda con una ligera pendiente. La nuestra es ésta última y, a partir de aquí, el recorrido será llanear y bajar… ¡se acabaron las subidas!

casa rural cuenca

A la izquierda la Senda del Buitrino | A la derecha nuestra ruta

A partir de este momento la nieve empieza a dominar el terreno y hará que el avance se haga algo más lento y costoso, castigándonos los gemelos y mojándonos los pies por encima de los tobillos.

Nos paramos al ver algo que a cualquiera le llamaría la atención. Un par de piñas se encuentran atascadas en el tronco de un pino. Esto no lo ha hecho el hombre… Pájaros como el Trepador Azul meten con sus picos las piñas en los troncos de los árboles y las encajan con el fin de poder picotear sus frutos más fácilmente.

casa rural en cuenca

A esto se le denomina Yunque

Por fin llegamos al abandonado Albergue de Coronillas. Lejos quedan los tiempos en que servían de refugio y de lugar de recreo a familias y amigos que, al leer estas líneas, recordarán los buenos momentos que han pasado allí…

casa rural en cuenca

Albergue de Coronillas

Todo este tramo está repleto de nieve, y no sin dificultad, llegamos al siguiente punto que sirve de referencia para esta ruta: la Fuente del Gargol. Este es un buen punto para hacer una pequeña parada y rellenar las cantimploras.

casa rural en cuenca

Fuente del Gargol

Reanudamos nuestro camino reinado por la nieve, y llegamos a la Cueva del Gargol. Nos paramos un segundo y nos parece ver algo en su interior… ¡es una pequeña gama! A veces ellos te sorprenden a ti, pero esta vez es al revés. Al percatarse de nuestra presencia no tarda en abandonar la cueva y desaparecer.

casa rural en cuenca

Cueva del Gargol

Poco después nos encontramos con una señal que marcará el nuevo rumbo de nuestra ruta. Tomamos la Ruta del Escalerón, que nos llevará de nuevo a Uña.

Desde que tomamos esta ruta, el trasiego de senderistas es casi continuo… nos cruzamos con parejas y grupos de personas con las cuales nos permitimos el lujo de parar para charlar y contrastar experiencias. Es curiosa la facilidad con la que se estrechan vínculos en el medio rural, mientras que en la ciudad solemos pasar desapercibidos…

Avanzamos y… ¡por fin! a lo lejos vemos Uña y su laguna. Pero antes de iniciar el descenso hacemos una última parada en El Mirador del Refrentón.

casa rural cuenca

Mirador del Refrentón

Sin dejar de seguir las marcas del PR37, por fin llegamos al final de nuestro recorrido. Llegamos a Uña, después de pasar por la Escuela Regional de Pesca Fluvial y la Ermita de la Virgen del Espinar.

La nieve no nos lo ha puesto fácil… terminamos cansados, con los pies húmedos, pero sobre todo contentos.

Descárgate la ruta en Wikiloc

Vídeo de la Ruta

¡Comparte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies