La Piscifactoría de Uña, un trozo de paraíso en la Serranía de Cuenca

La Piscifactoría de Uña, un trozo de paraíso en la Serranía de Cuenca

La Piscifactoría de Uña, un trozo de paraíso en la Serranía de Cuenca

LA PISCIFACTORÍA DE UÑA (SERRANÍA DE CUENCA)

Hemos esperado mucho para hablar de este pequeño trozo de paraíso ubicado en el Pueblo de Uña. Os hemos hablado del pueblo y sus rincones, de las rutas que tiene su entorno, de su laguna… incluso ya hemos hablado de sitios de la Serranía de Cuenca dignos de visitar, todos ellos cercanos. Ya era hora de dedicar un espacio, en nuestro humilde blog, a la Piscifactoría de Uña.

Puede que tú ya hayas estado en Uña, pero desconocías la existencia de este sitio. Si es así, te pedimos mil disculpas. Pero así ya tienes otra razón más para volver a visitarnos 😉

Cómo llegar a la Piscifactoría de Uña

La Piscifactoría de Uña se encuentra exactamente en el paraje conocido como “Rincón de Uña”.

La razón del nombre es más que evidente, ya que este lugar se encuentra arinconado contra las enormes paredes rocosas que rodean la Laguna de Uña.

Pero antes de irnos directos a la Piscifactoría, queremos guiaros paso a paso, para que disfrutéis lo máximo posible del entorno y la experiecia sea completa… 😉

El Observatorio de la Laguna de Uña

Si alguna vez has visitado Uña, habrás visto que tiene un observatorio desde el cual se puede observar la laguna gracias a su situación privilegiada.

En este observatorio hay un par de bancos y un cartel indicativo, que explica las distintas especies animales que habitan este humedal.

Te recomendamos que te pares unos minutos aquí… ¡Vale la pena!

observatorio de la laguna de uña

Observatorio de la Laguna de Uña

Bien… ahora que ya has regalado a tus ojos unas vistas maravillosas, deberás proseguir por el camino asfaltado que has tomado para llegar al observatorio.

Podrás ver alguna señal de PR (Pequeño Recorrido) cuyas señas de identidad son dos líneas horizontales y paralelas, una de color blanco y la otra de color amarillo.

La Ermita de la Virgen del Espinar

Pasarás cerca de la Ermita de la Virgen del Espinar, a la cual se accede si subes unas escaleras.

También puedes aprovechar para pararte aquí y ver este pequeño y curioso lugar de culto.

Esta Ermita está escondida y abrigada por la roca caliza que la flanquea.

En su interior hay una talla en madera de la Virgen del Espinar, la cual es decorada y cuidada con esmero por los habitantes del municipio.

Durante todo el año, se mantiene repleta de ofendas florales y velas.

Ermita de Uña

Ermita Virgen del Espinar

Sigue el recorrido sin dejar el camino asfaltado, y en cualquier momento verás que puedes desviarte para coger otro camino de tierra que se dirige a la Escuela Regional de Pesca.

Este sendero es el que rodea totalmente la Laguna y, si tienes tiempo, te aconsejamos que lo recorras, porque es una auténtica maravilla.

llegar a la piscifactoria de uña

No dejes este camino

Grandes rocas con formaciones caprichosas

De momento pasa de largo y sigue por el camino asfaltado.

Por este punto, si alzas la vista, podrás dejar volar tu imaginación gracias a las caprichosas formas que poseen las paredes rocosas que rodean en todo momento nuestro camino.

En esta imagen nosotros vemos un gran gigante dormido con sus prominentes cejas.

¿No te recuerda a los ‘Ojos de la Mora’ de Cuenca?

rocas caprichosas

Y en esta otra roca, se nos antojaba ver a otro gigante, esta vez de perfil…

sendero de Uña

Antes de llegar a tu objetivo, tendrás que dejar atrás el desvío que te lleva a coger la Ruta del Escalerón a la Raya.

El desvío está señalizado, así que si en algún otro momento te animas ha hacer esta Ruta, que sepas que es una de las más espectaculares de la Serranía de Cuenca.

Llegada a la Piscifactoría de Uña

Unos pocos minutos más y llegarás por fin a la Piscifactoría Regional “Rincón de Uña”.

Justo antes de entrar verás un gran cartel de madera y un aparcamiento, por si quieres llegar a la misma puerta en coche… pero nosotros te aconsejamos que hagas el recorrido dando un paseo, ¡dónde va a parar…!

Arroyo del rincón Uña

El Arroyo del Rincón

Lo primero que llama la atención nada más atravesar la puerta, es el precioso manantial nutrido por el agua que brota del Rincón de Uña y que toma el nombre de Arroyo del Rincón, el cual desembocará, no mucho más tarde, en la Laguna de Uña. 

Durante el tranquilo y hermoso recorrido del Arroyo del Rincón no es difícil ver alguna que otra trucha que nada a sus anchas de manera totalmente salvaje y natural.

manantial de la piscifactoria de Uña

Agua pura y cristalina

En frente del Arroyo del Rincón, podrás ver otro pequeño manantial con aguas puras, frías y cristalinas, que parecen brotar de la roca.

El Rincón de Uña, un enclave privilegiado 

Te darás cuenta de que la piscifactoría se encuentra en un enclave privilegiado, rodeado de naturaleza y custodiado por grandes dolomías cretácicas.

Si sigues más allá, solo conseguirás toparte con las grandes paredes rocosas del Rincón de Uña.

La Piscifactoría de Uña

Enclave privilegiado

El centro se divide en dos zonas

Una zona que está habilitada para la visita de turistas, en la cual verás estanques circulares y donde podrás observar truchas de diferentes tamaños y edades y también algunas especies exóticas, como la carpa o la trucha arco iris.

canales de engorde de la piscifactoria de uña

Canales de engorde

En la otra zona no está permitido el paso a particulares, y es aquí donde puedes ver los canales de engorde.

Si tienes un poco de paciencia y te quedas observando unos minutos, podrás ver a las truchas saltar dentro de estos canales.

El día que fuimos a documentarnos para este post, tuvimos la ocasión de hablar con uno de los trabajadores del centro.

Nos dijo que la labor que desarrollan es incansable, y tiene lugar durante los 365 días del año.

¡Hay que ver los cuidados que necesitan estos animales!

El Objetivo: La conservación de la especie

Este centro de cría fue instalado en el año 1.974 con el objetivo de conservar la población de la trucha común (salmo trutta) en la Región y repoblar los ríos Tajo, Júcar y Segura.

Trucha de la piscifactoria de Uña

Se sueltan a los 2 años de edad

Las instalaciones de la Piscifactoría de Uña están gestionadas por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, pero son públicas, por lo que su visita está totalmente regulada y recomendable para el Turismo de la zona.

¿Has visitado alguna vez la Piscifactoría de Uña?

¡Cuéntanos tu experiencia! 😉

Share on Facebook
Facebook
41Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
0Pin on Pinterest
Pinterest
1
¡Compártelo con tu gente! 🙂

One thought on “La Piscifactoría de Uña, un trozo de paraíso en la Serranía de Cuenca

  1. Pingback: Uña, un entorno incomparable

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies