La Catedral de Cuenca, la Joya del gótico con influencias francesas

La Catedral de Cuenca, la Joya del gótico con influencias francesas

La Catedral de Cuenca, la Joya del gótico con influencias francesas

Si quieres saber qué ver en Cuenca capital está claro que una de las maravillas arquitectónicas que vas a visitar es la Catedral de Cuenca, aunque debes saber que su denominación técnica es Catedral de Santa María y San Julián de Cuenca.

Supongo que si estás en nuestro humilde blog es porque quieres conocer más a fondo la principal maravilla arquitectónica de Cuenca, ¿verdad?

Catedral de Santa Maria de Gracia

Catedral de Cuenca

Pues nosotros te vamos a mostrar con gusto los secretos que alberga, tanto en su fachada como en su interior, y también un poquito de historia, que nunca viene mal…;)

LA CATEDRAL DE CUENCA, LA JOYA DEL GÓTICO CON INFLUENCIAS FRANCESAS

¿Dónde está la Catedral de Cuenca?

La Catedral de Cuenca se encuentra ubicada en pleno corazón del casco antiguo, justo en la Plaza Mayor de la Ciudad.

Es aquí donde se encuentra también el Excmo. Ayuntamiento de Cuenca desde finales del siglo XV y cuya fachada, de estilo barroco, está catalogada Bien de Interés Cultural.

Para más señas, se encuentra enclavada entre las siguientes calles: la emblemática Calle Alfonso VIII, la noble Calle San Pedro, la estrecha Calle Severo Catalina y la laberíntica Calle Canónigos.

Plaza Mayor y Catedral de Cuenca

La cosa promete, ¿no?.

Historia de la Catedral de Cuenca

Cuando el Rey Alfonso VIII conquistó la ciudad en el año 1177, ordenó la construcción de la Catedral de Cuenca y fue él quien colocó la primera piedra del templo

Fue construida sobre lo que era la mezquita árabe, lo que representa un símbolo más que evidente de la derrota que los árabes sufrieron frente a los ejércitos del rey cristiano.

Fachada antigua catedral de cuenca

Fachada Antigua de la Catedral de Cuenca

Posteriormente, el edificio va adquiriendo ciertas corrientes francesas de la mano de Leonor de Plantagenet, la esposa del Monarca.

La Catedral poco  apoco va tomando forma… Se van levantando las naves y se transforma la girola para adaptarla al nuevo estilo neogótico.

Catedral de Cuenca por la noche

Se convierte entonces en la primera Catedral gótica construida en Castilla y una de las primeras de este estilo en todo el país.

Su estilo está inspirado en algunas de las catedrales francesas más representativas de este género arquitectónico, como la de París, sin ir más lejos…

La noche del 1 de julio de 1837, un rayo causó un incendio que arrasó los pisos superiores, cayendo varias campanas.

Entre casas de colores

Pero fue el 13 de abril de 1902 cuando pasará algo que determinaría en gran medida el cambio estético de la Catedral de Cuenca. La Torre del Giraldo se derrumbó, llevándose por delante parte de la fachada y aplastando a varias personas que se encontraban allí en ese momento. Se trataba de la familia del campanero.

Hoy en día todavía se puede apreciar el hueco que ocupaba la Torre del Giraldo.

La fachada cambió de forma y de estilo hasta dos veces antes de establecerse la que tiene actualmente, siendo el 28 de septiembre de 1910 cuando se puso la primera piedra de la actual.

En la siguiente imagen hemos dibujado el contorno de la catedral por su parte posterior.

Cara posterior de la catedral

Alrededor de una decena de arquitectos distintos tomaron el mando durante todo el proceso de construcción, desde que Alfonso XVIII puso la primera piedra, hasta la actualidad.

El 23 de agosto de 1902 la Catedral de Cuenca fue declarada monumento nacional por la Real Academia de la Historia y Bellas Artes.

La Real Academia de la Historia nos ayuda a entender la peculiaridad de este emblemático edificio, diciendo lo siguiente:

“Por la esplendidez de su traza y de sus adornos, por venir su origen de la época más curiosa y menos conocida de nuestra historia arquitectónica, es decir, de aquel tiempo en que aparece manifiesta e interesantísima la transición del estilo románico al ojival, por la particularísima disposición y ornato de aquel prodigioso triforio, que no tiene par, por ser, como las demás construcciones magnas de la Edad Media, lenta y constante su obra, con lo que es ejemplo y muestra de las evoluciones arquitectónicas de una serie de siglos, merece la Catedral de Cuenca la admiración de que es objeto desde que ha sido bien conocida por los críticos y artistas…”

Exterior de la Catedral de Cuenca

Como es lógico, lo primero que se ve y llama la atención es la parte exterior, la cara de la catedral. Es lo que todo el mundo ve y es el objeto de la mayoría de fotos y selfies de los miles de turistas que visitan Cuenca cada año.

Exterior de la catedral de cuenca

Fachada de la Catedral de Cuenca

La Fachada

Algo que no mucha gente sabe, es que la fachada de la Catedral de Cuenca tiene algunas partes inacabadas, como por ejemplo algunas torres y motivos ornamentales.

Detalle de una de las puertas

Se puede observar tres grandes puertas de arco apuntado precedidas por unas cuantas escaleras y, justo encima, un gran rosetón con dos pequeños rosetones más, custodiados estos últimos por otros dos arcos apuntados.

catedral de Cuenca o Catedral de Santa María la Mayor

Catedral de Cuenca

Justo encima del Rosetón se encuentra la escultura de San Julián, patrón de la ciudad. En la fachada no verás ninguna otra imagen.

Interior de la Catedral de Cuenca

Si el exterior te parece espectacular, el interior de la Catedral de Cuenca es simplemente sobrecogedor.

Capilla Mayor de la Catedral de Cuenca

Interior de la Catedral de Cuenca

Los tesoros que alberga son casi interminables, pero sin duda podemos resaltar los más bellos y singulares:

La Torre del Ángel

Entre la nave mayor y el crucero encontramos la Torre del Ángel, cuya función es ejercer de faro. En su parte más alta había un chapitel que finalizaba por una bola con un ángel, el cual servía de veleta.

bóvedas de la catedral de cuenca

Techo abovedado de la catedral

Capillas de la Catedral de Cuenca

En cuanto a las capillas, podrás admirar hasta un total de más de veinte:

Capilla del Pilar
Capilla de los Apóstoles
Capilla de San Antolín
Capilla Mayor
Capilla del Obispo
Capilla de San Martín
Capilla de San Juan del Castillo
Capilla Vieja de San Julián
Capilla del Arcipreste Barba
Capilla de San Roque
Capilla de Nª Sra. del Sagrario
Capilla de Santa Elena
Capilla del Corazón de Jesús
Capilla Santa. Mª y Todos los Santos
Capilla de la Asunción
Capilla de los Peso
Capilla del Espíritu Santo
Capilla de Covarrubias
Capilla de los Caballeros
Capilla de los Muñoz
Capilla de Santa Catalina
Capilla de San Bartolomé
Capilla de San Juan Bautista

en la catedral de Cuenca podrás visitar más de veinte capillas

Capilla de San Julián o el Transparente

El Coro

El Coro posee una rejería bellísima y exquisita, debida al maestro conquense Hernando de Arenas.

Data del siglo XVIII y alberga una sillería formada por casi cincuenta sillas de estilo neoclásico.

Inicialmente se situó en el presbiterio, pero en el siglo XVI se trasladó al centro del templo.

La Sacristía Mayor

Pasando por un espectacular arco de estilo isabelino, entramos a la Sacristía Mayor, que destaca por su gran cajonería en madera labrada.

AltarMayor catedral de Cuenca

Capilla Mayor

La Sala Capitular

Después, cruzando unas puertas, llegamos a la Sala Capitular, la cual se caracteriza por su bellísimo techo.

Unas habitaciones más allá se encuentran las dependencias del tesoro catedralicio, con unas vistas espectaculares a la Hoz del Río Huécar y el cual posee una valiosa muestra de arte sacro: retablo de la Virgen de la Leche, Dolorosa de Pedro de Mena, Retablo de la Asunción, ornamentos sagrados…

El Arco de Jamete

El Arco de Jamete es, nada más y nada menos, considerado por algunos especialistas el mejor elemento arquitectónico de toda la catedral.

Arco de Jamete, en la Catedral de Cuenca

Arco de Jamete

El Claustro

A través del Arco de Jamete se accede al Claustro, el cual, como todo templo de origen medieval, es una de las parte más representativas de la catedral. 

Es de estilo renacentista, obra de los maestros Andrés de Vandelmira y Juan Andrea Rodi. Pero son varios los maestros canteros que se hacen cargo de su construcción, desde sus inicios en 1585 hasta su “reciente” reconstrucción en el año 1996.

Actividades Culturales, horarios y entradas

El horario de la Catedral de Cuenca es de domingo a viernes de 10:00 a 17:30 y sábados y festivos de 10:00 a 19:30.

El precio de las entradas ronda entre os 4 € y los 7 € aproximadamente, dependiendo de la modalidad de entrada que se elija y la edad del visitante.

Los afortunados que no pagan entrada son, entre otros, los residentes en la ciudad, sacerdotes y religiosos, periodistas pertenecientes a la Federación de Periodistas de España y los menores de 8 años.

Dicho esto, debes saber que existe una serie de acontecimientos culturales que tienen lugar en la Catedral de Cuenca a lo largo de todo el año.

Algunos de ellos son los siguientes:

Día de la Catedral

Desde el año 2015, el penúltimo sábado del mes de octubre la catedral abre sus puertas con un precio reducido de 1 € y ofrece una serie de charlas y ponencias de la mano de expertos, sobre la historia y la arquitectura del templo. ¡Muy interesante!

Acontecimientos culturales en la catedral de Cuenca

Acontecimientos culturales

Exposiciones

Este sagrado edificio constituye un lugar perfecto para celebrar exposiciones abiertas al público en general, lo que ayuda a despertar el interés por la cultura y la historia de la vertiente más artística de nuestro país.

Aquí han tenido lugar, por ejemplo, exposiciones dedicadas a la interesante vida del artista mundialmente conocido Ai Wei Wei (“La Poética de la Libertad”), a la obra de Gustavo Torner, o a los órganos medievales, entre otros actos.

Semana de Música Religiosa

Quizá uno de los acontecimientos más esperados por los conquenses sea la Semana de Música Religiosa, naturalmente, coincidiendo con la Semana Santa.

Todos los años se celebran una serie de conciertos y actos, que son posibles gracias a la colaboración con uno de los festivales de música clásica más reconocidos.

Lunes Culturales

Todos los primeros lunes de mes, se puede acceder a la Catedral de Cuenca por el precio simbólico de 1 €, el cual va a parar a la restauración de uno de los retablos de la Catedral. 

Además también podrás asistir a conferencias y visitas guiadas.

Razones de peso no faltan para visitar la Catedral de Cuenca, uno de los mayores orgullos de la capital conquense. La Catedral cuyas campanas ya nunca volverán a sonar, pero cuyos muros guardan una historia fascinante y tesoros que descansan con el paso de los siglos.

Share on Facebook
Facebook
158Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
0Pin on Pinterest
Pinterest
3
¡Compártelo con tu gente! 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies